Loading...
Investigación

Un estudio de la Cátedra revela que el 23% de los hogares de València destinan a la energía ingresos que los sitúan en riesgo de pobreza energética

El 23% de los hogares de València destinan una fracción de sus ingresos que los sitúa en riesgo de pobreza energética

El estudio del IIE también revela que casi un 33% de los hogares de València ciudad declara pasar frío o calor, con consecuencias negativas para su día a día.

En 2016, investigadores del IIE, el Instituto INGENIO en la UPV y la cooperativa de servicios energéticos Aeioluz elaboraron el primer mapa de la pobreza energética (PE) en Valencia. El mapa fue un encargo del Servicio de Energías Renovables y Cambio Climático del Ayuntamiento de València, interesado en contar con un diagnóstico detallado de la profundidad del fenómeno en la ciudad.

El proyecto quiere facilitar algunas herramientas técnicas que animen a los vecinos y vecinas de València a convertirse en prosumidores, esto es, a producir parte de la electricidad que consumen mediante paneles fotovoltaicos instalados en sus tejados y azoteas. Para ello, un primer paso ha sido calcular el potencial de generación fotovoltaica para diferentes configuraciones de viviendas tipo.

A partir de este y otros estudios incluidos en el mismo proyecto, se ha definido una primera hoja de ruta para el despegue del modelo de prosumidores en València. La hoja de ruta está dirigida a orientar a varios actores interesados en potenciar el modelo de prosumidor y, especialmente, al Ayuntamiento, por su doble capacidad para incentivar y eliminar trabas administrativas.

El estudio elaboró un diagnóstico integral de la incidencia de la pobreza energética, según cinco indicadores diferentes: regla del 10% de ingresos, regla del doble de la mediana de gastos, renta final por debajo de la Renta Mínima de Inserción, ingresos descontando gasto energético y percepción subjetiva. Cada indicador se desagregó por distritos, lo que permitió identificar también la muy desigual incidencia geográfica de la pobreza energética en la ciudad.

El mapa sirvió además como punto de partida para identificar un amplio catálogo de estrategias contra la pobreza energética en los ámbitos educativo/concienciación, económico, hábitos, rehabilitación de viviendas y nuevo modelo energético.

Finalizado el estudio, el mapa ha sido útil para iniciativas posteriores, como la mostra d’iniciatives locals “Lluita contra la pobresa energética”, que reunió el 25 de abril de 2018 a actores de la sociedad civil, las administraciones públicas, la investigación y la empresa que combaten la pobreza energética en València.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *